fbpx

8 ideas fotográficas para decorar una habitación compartida

8 ideas fotográficas para decorar una habitación compartida
Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Compartir habitación es complicado a cualquier edad pero puede ser peor cuando se trata de un niño o un adolescente que se ve obligado a hacerlo con la llegada de un hermano a casa. Puede resultarles difícil tener que repartir lo que consideran su espacio para que quepan dos de todo donde antes solo había uno de cada. La buena noticia es que la fotografía puede ayudarles a evitar peleas y hacer que el cambio sea menos traumático.

Cada familia se enfrenta de manera diferente a la llegada de un bebé y la consecuente redistribución de la casa para hacer sitio a todas sus cosas. Hay dos maneras de enfocar la solución:

Bubbles en habitación baby
  • Unificar la decoración para que toda la habitación se vea igual y que no parezca que haya preferencias entre uno u otro hijo. Es la más sencilla y por la que suelen optar la mayoría de familias, sobre todo si los hijos son aún pequeños o de edades similares. También es la manera de decorar una habitación de bebés gemelos.
  • Separar la estancia en dos ambientes para que cada uno mantenga la personalidad del niño. Resulta más complicada y es la solución cuando los hijos se llevan suficientes años como para que quieran marcar las diferencias entre ellos. A medida que los gemelos crezcan querrán reafirmar sus diferencias y preferirán esta vía.

Ten en mente estas posibilidades cuando ayudes a tus clientes a decorar una habitación compartida: piensa en la edad de los niños y en cómo afecta a su personalidad. Para ayudarte, te damos 8 ideas fotográficas que puedes incorporar a tus propuestas:

Troquelados Baby y Niños
  1. Un medidor de altura junto la puerta con espacio para poner las fotos de ambos hijos, cada uno a un lado.
  2. Troquelados para poner su nombre o inicial en el cabecero de la cama o en la pared, a juego con su color favorito. Sirve tanto para separar como para unificar porque compartirán tipografía.
  3. Una estantería con sus obras de arte enmarcadas junto a alguna imagen de ellos dibujando, quedará muy bien en papel de acuarela. Además, puede ir renovándose cada cierto tiempo lo que dará continuidad a tus pedidos.
  4. Láminas con las imágenes de los cumpleaños de los niños o alguna fecha importante como el embarazo o finales de curso. Si a la familia le gusta hacer las cosas ellos mismos, pueden pintar algún árbol o figura que de pie a situar las fotos.
  5. Una galería fotográfica con imágenes de los hermanos, siempre juntos en lugar de fotos individuales. De esta manera se refuerzan los lazos entre ellos.
  6. Vinilos que cubran una pared o alguno de los muebles con imágenes que puedan gustar a ambos niños como algún paisaje de vacaciones o una película compartida.
  7. Una serie de cajitas hechas de papel que les sirvan de puzles fotográficos para montar diferentes momentos de su vida, por ejemplo, un hermano en cada cara.
  8. En lugar de una pizarra, sugiere que utilicen una lámina de metal en la que puedan colgar fotos o cualquier elemento gracias a un imán. Es más limpio y práctico.

Está claro que los metros cuadrados que tenga la casa afectan directamente a cómo se distribuye el espacio. Pero con estas ideas tus clientes podrán hacer un buen uso de tu fotografía y conseguir que las habitaciones de sus hijos estén personalizadas.


¿Te ha parecido interesante este post? ¿Quieres recibir directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico nuestras actualizaciones? Si es sí, solo tienes que hacer clic en este enlace y ¡SUSCRÍBETE AHORA!



Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios