Álbumes de vacaciones, un proyecto para terminar el verano

Álbumes de vacaciones, un proyecto para terminar el verano
Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Septiembre es un mes tan odiado por los que no quieren regresar a la rutina, como esperado por quienes lo ven como una oportunidad de empezar una nueva etapa. Y todo porque llega la recta final del verano y con ella la vuelta al cole. Pero ahora es una buena oportunidad de archivar los momentos creados para así recordarlos y hacer sitio para los nuevos que vendrán. Desde Sinfo te proponemos algunas ideas para animar a tus clientes a que preparen los álbumes de sus vacaciones.

No olvidar es el principal motivo de querer preparar un álbum, sea cual sea la época del año. Septiembre es perfecto para ello, mientras aún se tienen los recuerdos frescos. Aprovecha que te consultan ya por las fotos de Navidad, para planteárselo  como un proyecto previo que cierra una época. Solo tienen que pedirte las copias que quieran de sus fotografías: puedes entregarlas en formato Polaroid o en los tamaños habituales.

Álbumes de viajes

A tus clientes con hijos, proponles que hagan un álbum que cubra los 3 meses de sus vacaciones escolares:

  • El hito que marca el inicio del verano es el último día del cole así que la foto de la orla debería ser la primera, pero pueden utilizar otra que resuma las vacaciones.
  • Para llenar las páginas, tus clientes pueden incluir todo tipo de imágenes de las experiencias vividas con la familia y los amigos, desde imágenes cotidianas en la piscina a postales de viajes.
  • La última imagen del álbum es muy importante, más que cualquiera de las intermedias. Debe dejar un buen sabor de boca antes de cerrar la tapa. Por ejemplo, puede ser la foto en grupo de principio de curso o alguna de toda la familia.

El álbum puede ser responsabilidad de una sola persona, pero servirá para estrechar lazos familiares si se hace conjuntamente con alguien más. Así les resultará más fácil el proceso de selección de fotos y la elección de tipo de álbum. Recuérdales que no hace falta que se dedique mucho tiempo a la vez, puede hacerse poco a poco durante todo el mes para hacer que el proyecto dure un poco más y el recuerdo se mantenga vivo durante más tiempo. 

Cajas para álbumes de boda, bautizos y comuniones

Si tus clientes te cuentan que han hecho un gran viaje, puedes animarles a que ellos mismos hagan un álbum veraniego enfocado únicamente a recordarlos días que han descansado con la familia o en pareja. También puede ser un viaje espiritual o de aventura hecho individualmente, ¡todo son vacaciones! Basta con que elijan una foto de portada que sea representativa y te hagan una selección de las instantáneas más divertidas, emotivas o impactantes. Aconséjales que lo guarden en una caja para hacerlo más especial y llamativo a la hora de mostrarlo a sus familiares o amigos.

Septiembre también puede ser un buen momento para organizar las fotografías de veranos anteriores y crear un álbum recopilatorio de los últimos 5 o 10 veranos, por ejemplo aprovechando los años que cumplan los hijos. Este proyecto es más complejo, pero puede ser divertido ver crecer a la familia en las fiestas del barrio, en las habitaciones de la casa del pueblo o viajando por el mundo.

El objetivo final es pasar tiempo con la pareja o los hijos recordando momentos especiales. El enfoque para convencerlos será diferente según cada caso, pero cualquiera puede ver los meses de verano como una propuesta para empezar septiembre con energía renovada.

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Quieres recibir directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico nuestras actualizaciones? Si es sí, solo tienes que hacer clic en este enlace y ¡SUSCRÍBETE AHORA!


Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios