Bodas temáticas: todo con el mismo estilo para no desentonar

Bodas temáticas: todo con el mismo estilo para no desentonar
Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Casarse bajo el mar o tirándose en paracaídas es una forma diferente de celebrar una boda y seguro que quedará grabada para siempre en el recuerdo de los novios. ¡No cabe duda de que las fotos serán espectaculares! Pero una alternativa que permite que todos los invitados participen de la ceremonia y también vivan una experiencia maravillosa es una boda temática.

Hay diferentes niveles, según el realismo que busquen tus clientes, pero todos tienen algo en común: cada detalle de la organización debe estar sincronizado para que tanto los vestidos, de novios y de invitados, como la ambientación del lugar de celebración vayan a juego, también con aportación fotográfica que puedes hacer. Asegúrate de participar en todos los detalles posibles para que quede una fiesta perfectamente ambientada.

Libro de Firmas para bodas temáticas

Todo empieza con la invitación: ha de dejar claro desde el primer momento la temática por su diseño y el estilo en que está escrita. No estaría de más alguna recomendación para asegurarse de que todos los asistentes colaboran. Y esto te incluye a ti: prepárate para compartir su entusiasmo por “su tema favorito” y disfrazarte para no desentonar mientras haces el reportaje fotográfico de la boda.

La temática más habitual está relacionada con una década concreta que, por algún motivo, interesa especialmente a los novios. Puede ser algo sencillo como volver a los locos años 20 con su charlestón o al rockabilly de los 50. O retroceder siglos atrás hasta la época medieval, entre campesinos o nobles según prefieran, o al oeste americano entre bandidos y comisarios. ¡Toda la boda será un viaje en el tiempo!

La otra temática tiene que ver con la cultura popular: podríamos agrupar aquí bodas ambientadas en cómics, libros o películas. Desde Harry Potter a Las mil y una noches pasando por Star Wars o cualquier súper héroe de Marvel o DC. Hay infinitas posibilidades, siempre y cuando sea reconocible el tema porque ir de espías como James Bond queda poco definido visualmente.

En cualquier caso, la sesión de fotos y los detalles tambiéntienen que ir acorde al estilo que se espera de ese tema y que ya has iniciado con la invitación. Algunas ideas que te ayudarán a tematizarlo todo según los gustos de tus clientes:

  • Elige los colores que se asocien a esa temática, especialmente si es en una época (por ejemplo los ocres para el oeste americano).
  • Utiliza una tipografía que se acerque a la oficial si la hay (en el caso de una película es más probable de identificar por el póster).
  • Propón etiquetas para los detalles que encajen bien con la invitación y sirvan a los invitados para recordar ese boda como si fuese una fiesta de disfraces.
  • No olvides recordar a tus clientes que conviene incorporar guiños que tengan que ver con el lenguaje propio de la época de la obra que quieren reproducir (por ejemplo palabras retóricas en castellano antiguo).

La fiabilidad en la recreación de todos estos elementos es básica para que los invitados se presten a participar en una boda temática, aunque les suene algo poco convencional o extravagante. Eso sí: deja claro que tú seguirás llevando tu cámara, aunque en ciertos escenarios desentone porque aún no se haya inventado. Y, si se animan a saltarse “las normas”, puedes organizarles un photocall con motivos temáticos para que el recuerdo de ese día sea aún más divertido.


¿Te ha parecido interesante este post? ¿Quieres recibir directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico nuestras actualizaciones? Si es sí, solo tienes que hacer clic en este enlace y ¡SUSCRÍBETE AHORA!



Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios