fbpx

Encuadernación japonesa para álbumes aún más personalizados

Encuadernación japonesa para álbumes aún más personalizados
Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las imágenes transmiten sentimientos y los captas con tu cámara para que tus clientes puedan verlos y revivirlos siempre que quieran. Nosotros nos encargamos de estimular esos recuerdos con el tacto, haciendo que las fotografías estén envueltas con el mismo cariño con el que tú las hiciste. Además de poder elegir el papel, hemos añadido la encuadernación japonesa a nuestro catálogo para conseguir álbumes aún más personales y cuidados hasta el último detalle.

Existen diferentes tipos de encuadernación, aunque la cosida y la pegada son las que más utilizamos en Sinfo según el número de páginas del álbum. Lo habitual es que esté oculta, pero ocurre todo lo contrario en la japonesa: los hilos del cosido de las hojas son bien visibles. Es un trabajo artesano, hecho a mano, que demuestra el buen hacer del encuadernador y le da un toque humano y personal al álbum.

La encuadernación japonesa tradicional es la misma desde hace siglos, solo cambiado la elección de hilos y las formas de los nudos para proporcionar un acabado más moderno. De esta manera no se pierde la funcionalidad básica que sigue siendo la misma, pero se obtiene un producto adaptado a gustos individuales, por ejemplo para elegir colores y materiales.

La técnica de cosido japonés está de moda gracias al scrapbooking porque consigue que el resultado mantenga una apariencia de artesanal, alejándolo de ser un producto industrial o masivo. Es una labor que obliga a fijarse en el detalle para mantener las distancias correctas entre los agujeros y que los nudos queden todos en equilibro. La encuadernación se convierte así en un elemento decorativo que embellece el álbum.

Es la opción perfecta para las fotografías de recién nacidos y bautizos porque es acabado metódico, pero también lleno de creatividad. También serviría para cualquier otro tipo de evento familiar, como bodas boho chic o aniversarios redondos por ejemplo las bodas de oro. Además, es un regalo más personal con el que obsequiar a familiares más cercanos, por ejemplo para recordar la infancia compartida con los padrinos. 

La encuadernación japonesa es un arte y en Sinfo hemos querido conocerlo a fondo antes de ofrecértelo, por eso hemos hecho un taller con Jesica, de Arquitectura del libro. Lo pasamos muy bien y, puntada a puntada, nuestro equipo ha aprendido y practicado las técnicas de cosido que harán que nuestros álbumes sean un regalo único. Vimos cómo hacer los agujeros (cuatro es el número tradicional japonés), los hilos más apropiados (probamos el de algodón encerado y el de piel) y las diferentes técnicas para que el cosido resulte un diseño tan atractivo como delicado. 

También aprendimos a hacer ventanas sobrepuestas con el nombre, una manera original de personalizar los álbumes y sorprender a las personas que lo regalan. Esto es algo que va muy acorde con utilizar la encuadernación japonesa porque consigue impresionar a quienes la contemplan. Por ejemplo, probamos a hacer nudos para terminar álbumes con faja y salieron algunos muy originales que daban un resultado elegante y distinto al habitual.

Todo lo aprendido nos permitirá añadir a nuestro catálogo nuevas opciones de acabado que podrás ofrecer a tus clientes para que personalicen su álbum y se encuentren con algo incluso mejor de lo que se habían imaginado. Ampliamos así las posibilidades para que tus fotografías destaquen aún más y se conserven de la mejor manera posible. 

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Quieres recibir directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico nuestras actualizaciones? Si es sí, solo tienes que hacer clic en este enlace y ¡SUSCRÍBETE AHORA!


Si te ha gustado ¡compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios