Montajes fotográficos creativos para un colegio

Montajes fotográficos creativos para un colegio
Si te ha gustado ¡compártelo!
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Las familias están acostumbrándose otra vez a la rutina tras “la vuelta al cole”, pero los colegios ya están con los preparativos para las vacaciones de Navidad. Parece que falta mucho para que llegue el frío invernal, pero no es tanto tiempo si has de planificar una sesión fotográfica para cada una de las diferentes clases de diferentes centros. ¿Cómo hacer que las fotos sean originales y no se repitan año tras año?

Cuanto más pequeños sean los niños, más posibilidades para la creatividad. Una opción muy fácil es tematizar el montaje fotográfico según el nombre de la clase. Esto es muy habitual en guarderías: delfines, palmeras, estrellas, piñas… ¿Te los imaginas con la cara pintada sonriendo a la cámara? Puedes ponerlos en un fondo más tradicional flotando en el exterior del centro o algo más alegre aprovechando algún elemento temático como un fondo marino, un bosque, el cielo nocturno…

Un montaje más personalizado que también sirve para centros infantiles se puede basar en el recorte de sus caras. ¿Qué te parece si las pones sobre un dibujo que hayan hecho ellos mismos, uno que represente lo que quieren ser de mayores o una ilustración del colegio con un niño asomándose a cada ventana? Quedarán muy simpáticos y las familias también sonreirán al ver este recuerdo impreso en calidad fotográfica.

Además, el centro también puede utilizar estas imágenes para ambientar sus pasillos y que luzcan bien decorados con una de nuestras burbujas durante la jornada de puertas abiertas. Los futuros padres verán lo bien que se lo podrán pasar sus hijos con las diferentes actividades durante todo el año. También pueden aprovecharse estas fotos como regalo a algún profesor que se jubile o cambie de escuela: seguro que querrán llevarse un recuerdo enmarcado de sus alumnos.

Photocall para aniversario bebeSi prefieres ofrecer el montaje como un regalo a las familias del colegio, ves un poco más allá: ¿qué te parece si los niños se disfrazan y creas un cuento fotográfico protagonizado por ellos? No hace falta que sea una historia muy elaborada, basta con que tenga un par de personajes y que los pequeños puedan aparecer uno por cada página como protagonista. Al final, iría la lista de “actores” como si fuesen títulos de crédito. Si cuentas con la complicidad de los profesores, ¡todo es posible!

A medida que los niños crecen, las opciones se van volviendo más serias. Las fotos en grupo más tradicionales suelen hacerse en el patio del colegio, sala de actos o en el exterior. Ocurre como las orlas: llevan tantos años haciéndose que seguro no tienen ningún misterio para ti. Con organizar un horario y que vayan pasando los niños delante de la cámara, ya casi está hecho el trabajo.

Pero, aunque al centro le interesa conservar la imagen global del curso, las familias prefieren tener una foto individual con acabado profesional. Son una buena oportunidad de tener una felicitación navideña o incluso un calendario del siguiente año para que toda la familia presuma de lo risueños que son sus nietos o sobrinos. El montaje entonces puede ser con motivos navideños, tener forma de diploma o incluir material escolar.

Hay muchas opciones porque cada fotógrafo aporta sus ideas creativas. Así, alumnos y profesores se lo pasan bien preparando las fotos y todos tienen un bonito recuerdo para el futuro de su paso por el colegio.


Si te ha gustado ¡compártelo!
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Añadir comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios